En tren camino a Mürren. Suiza en invierno

Suiza en invierno, ese paraíso de nieve en las montañas

publicado en: Europa, Suiza, VIAJES | 0

La góndola se balanceaba suavemente a más de 200 metros sobre el suelo. Tanto como un edificio de 60 pisos. La sensación de estar colgado de un cable que se perdía en lo alto era apremiante. Y la pendiente montañosa que iba pasando a nuestro lado no hacía otra cosa que aumentar la sensación de vértigo.

¿A quién se le ocurre hacer una góndola totalmente vidriada? ¿No hay demasiada gente acá adentro? Éramos por lo menos 30 personas y nosotros estábamos en el medio. Lo más lejos posible de las ventanas y con las manos sudorosas. “Por favor que no se pare” pensábamos mientras mirábamos con odio a un grupo de niños que charlaban animadamente. Parecía que estaban en el patio de la escuela, no subiendo a la montaña Schilthorn en una cabina que se veía como un mosquito al lado de semejante mole.

Cuando por fin llegamos a la cima, después de los 10 minutos más largos de nuestra vida, todo cambió. Mientras recuperábamos la respiración (y el color de nuestra cara) nos giramos para mirar el paisaje. Estábamos en las nubes. Ante nosotros se extendían las cimas nevadas de los Alpes. ¿Vale la pena? Por supuesto, y mucho más. Allá arriba nos sentíamos como dos Dioses del Olimpo, con todo el mundo al alcance de la mano. Pero algo es seguro: Suiza en invierno no es para personas con vértigo.

Suiza es un potente imán para cualquier viajero que, como nosotros, le guste la montaña. Cuenta con las cumbres más altas de los Alpes y una infraestructura que permite subir, bajar, atravesarlas y rodearlas como queramos. Tiene pueblos soñados con metros de nieve y chocolate para calentarse junto al fuego. Es verdad que es un destino para todo el año. Pero en invierno Suiza tiene un encanto particular. ¿Dónde más podemos disfrutar una fondue de queso en una cabaña alpina con las montañas nevadas de fondo?

En este post vamos a recorrer el país de los relojes y las navajas multiuso. Esa isla independiente en el océano de la Unión Europea (no, Suiza no pertenece a la EU pero sí al espacio Schengen). Pero lo haremos con el termómetro en negativo. Vamos a recorrer Suiza en invierno.

Subiendo al monte Schilthorn en funicular. Suiza en inviernoPerdido entre las montañas. Suiza en invierno

Suiza en invierno: mucho más que sólo pistas de esquí

Esta suele ser una duda común sobre muchos destinos conocidos por sus pistas de esquí. Y Suiza no es la excepción. ¿Vale la pena ir a Suiza en invierno si no sé esquiar? La respuesta, como seguramente ya suponen es que . De hecho, nosotros no sabemos esquiar y esto no impidió que vivamos experiencias increíbles. Por supuesto que para un amante de este deporte, Suiza es el paraíso (uno bastante caro). Pero no es condición necesaria para disfrutar del lugar.

Suiza cuenta con paisajes espectaculares, que les comentaremos a continuación. Subir hasta la cima de sus montañas ya es una experiencia inolvidable en sí misma. Como así también pasear en algunas de las líneas de trenes más altas del mundo. En Suiza se pueden visitar las fábricas de chocolate de Lindt y Cailler (y las chocolaterías que hay en cada ciudad) o la ciudad de Gruyères (sí, para comer queso!). Se pueden tirar en trineo de nieve casi en cualquier pendiente que encuentren o relajarse en aguas termales. Y por supuesto recorrer los centros medievales de sus ciudades.

En fin, el aburrimiento no es algo de lo que deban preocuparse si visitan Suiza en invierno. Y como mencionamos en el título de esta sección, hay mucho más que pistas de esquí.

Pueblo de Suiza en invierno

Caminando por el precipicio en Suiza en invierno

Suiza en invierno: ¿a dónde ir?

Tan pequeño y con tanto para ver

Uno de los errores más comunes es pensar: “Suiza es un país diminuto, seguro se puede recorrer rápido”. Esto no puede estar más alejado de la realidad. A medida que vayan leyendo, verán que hay muchos rincones hermosos para visitar, muchas rutas que recorrer y montañas a las que subir. Es lo mismo que a veces sucede con Europa. La gente piensa: “Es un continente pequeño donde todo está cerca. En dos semanas lo puedo recorrer todo.” Falso. Si no tienen muchos días para recorrer Suiza, piensen qué es lo que más les gustaría ver o hacer y concéntrense en eso.

Las ciudades de Suiza

Suiza cuenta con algunas ciudades importantes de las cuales hemos elegido las 5 más interesantes. A nuestro entender, Lucerna es la más hermosa por su centro antiguo y alrededores.

  • Berna: es la capital de Suiza (no Zúrich como se suele creer).
  • Zúrich: es la ciudad más poblada del país y el centro financiero.
  • Lucerna: se dice que es la más hermosa por su centro antiguo y el puente de madera medieval que cruza el río.
  • Ginebra: otra hermosa ciudad y el lugar de nacimiento de nada más y nada menos que Internet.
  • Basilea: la ciudad de las universidades y los museos cerca de la selva negra.

La ciudad de Lucerna

Los pueblos de cuentos

Pero en realidad uno no visita Suiza para ir a las ciudades. El corazón de Suiza no está en el cemento Zúrich sino en esos pequeños poblados con casas de madera entre las montañas nevadas. Pueblos como Zermatt, Mürren, Lauterbrunnen, Gruyère o Morcote. Allí es donde podrán encontrar esa imagen de Suiza que todos tenemos en la cabeza.

Hay muchos pueblos con encanto en Suiza y varias listas circulando por Internet. Una que nos pareció especialmente buena es esta lista publicada por el diario El País.

El pueblito de Mürren en invierno (Suiza)Techos de Mürren en Suiza en invierno

Las montañas

No se pueden ir de Suiza sin haber subido a una montaña. No sólo porque parece que los suizos son expertos en construir funiculares que cuelgan a cientos de metros. Sino porque es una experiencia que no van a olvidar jamás. El hecho de que hayan logrado construir estructuras (generalmente restaurantes) literalmente en la punta de las montañas es algo que no deja de sorprendernos. Y aunque como les contamos en la introducción, a veces sea una experiencia de miedo, vale la pena.

Hay muchas montañas a las que se pueden subir y hay tantos cables de funiculares como confeti en un cumpleaños. Pero algunas de las más conocidas son:

  • Cervino (4478 m): la mítica montaña en forma de pirámide (como el Toblerone) es el símbolo de Suiza. Para apreciarla se puede subir desde Zermatt al Matterhorn glacier Paradise (en tren de cremallera) o subiendo a la estación de funicular más alta de Europa (3833m).
  • Jungfrau (4158 m): una de las más famosas y hasta la cual nos podemos acercar con el puesto de montaña Jungfraujoch a 3454m. Este puesto también es conocido como Top of Europe y lo increíble es que ¡se llega en tren por túneles de roca!
  • Schilthorn (2970 m): la montaña de la que hablamos en la introducción. No es la más alta ni la más imponente, pero no necesita serlo. Desde su observatorio en la cima (literalmente en la punta) se tiene una vista fantástica de los Alpes. Además fue el lugar de rodaje de la película de James Bond “Al servicio de su mjaestad”. Tiene un restaurante circular que gira constantemente 360°.
  • Pilatus (2132 m): El monte Pilatus se alza junto a la ciudad de Lucerna y es el lugar con más leyendas de Suiza Central. Se dice que en 1420 cayó del cielo una piedra de dragón, que Poncio Pilato está enterrado en el lago Pilatussee, y que un hombre petrificado resguarda una cueva. Más allá de las leyendas se puede acceder a su cima en un increíble funicular que parece que volara. O también en el tren de cremallera más empinado del mundo.
  • Rigi (1798 m): se la conoce como reina las montañas por su belleza singular. Está ubicada en medio de tres lagos y en su cima hay un hotel al que se llega en tren de cremallera. La posada tiene más de 200 años y enamora a sus visitantes con las salidas y puestas de sol.

La lista podría continuar de manera indefinida porque, si hay algo que sobra en Suiza son montañas. Pero estas que les nombramos, son de las más hermosas y no se arrepentirán de visitarlas. En la página de turismo oficial hay una lista de las 10 montañas más emblemáticas de Suiza. Las 5 anteriores están en esa lista.

El monte Cervino desde Zermatt. Suiza en inviernoEn funicular camino al Monte Pilatus. Suiza en invierno

Nuestro recorrido por Suiza en invierno

Como les comentamos más arriba, Suiza tiene muchos atractivos y rincones que visitar. Por lo tanto cada quién armará su itinerario en base a sus gustos y cantidad de días disponibles. Algunos preferirán ir a las pistas de esquí, otros a las ciudades. Pero a nosotros no nos interesaba nada de eso. No sabemos esquiar (todavía) y además nos hubiese duplicado el presupuesto. Pero sobre todo, viajar a Suiza para visita ciudades nos parece un sinsentido. Hay muchas ciudades en Europa que valen mucho más la pena.

Nosotros queríamos ver paisajes increíbles, pueblos de cuento y sobre todo, viajar en los espectaculares trenes que cruzan los Alpes. Para nosotros eso es Suiza. Y si lo podemos acompañar de una fondue ¡mucho mejor! Así que si esto es lo que buscan, a continuación les contamos nuestro recorrido por Suiza en invierno.

Desde las nubes en Suiza (cima de Schilthorn)

Itinerario

En este recorrido visitamos:

  • La ciudad de Lucerna (la más linda)
  • Los pueblos de Mürren y Zermatt (dos pueblos de cuento)
  • Subimos a las montañas Pilatus, Schilthorn y Gornergrat. Vimos las montañas Jungfrau y Cervino.
  • Hicimos los recorridos de tren: Bernina Express, Glacier Express y Golden Pass. Los 3 mejores trenes panorámicos de Suiza.


Día 1: Visitando Lucerna

La ciudad de Lucerna fue la que elegimos para comenzar el recorrido por Suiza. Llegamos al hotel sobre las 15:00 y usamos las horas de luz que quedaban para recorrer la ciudad caminando.

Día 2: Free Tour y Monte Pilatus

Usamos la mañana para hacer el Free Tour por la ciudad y por la tarde subimos al Monte Pilatus. A la noche viajamos en tren de Lucerna a Interlaken. Para poder recorrer con más comodidad dejamos las valijas en la estación de Lucerna a la mañana y las buscamos antes de tomar el tren.

Día 3: Subida a Schilthorn

Después de desayunar compramos los tickets de tren hasta Mürren. Ahí comimos la fondue de queso y por la tarde subimos a la cima de Schilthorn. Compramos los tickets por separado (en lugar de ida y vuelta Interlaken-Schilthorn) porque por la mañana estaba muy nublado y no sabíamos si valía la pena subir. Por suerte a la tarde se despejó.

Schilthorn 007

Día 4: Viaje a Zermatt y trineos de nieve

A la mañana salimos hacia la ciudad de Täsch. No nos alojamos en Zermatt porque la diferencia de precios es abismal y la distancia es de sólo 12 minutos en tren. Tras dejar las cosas en el hotel fuimos a Zermatt y subimos hasta Rotenboden. Pasamos la tarde tirándonos en trineo de nieve con el monte Cervino de fondo. Para terminar merienda de torta y café en una confitería de Zermatt.

Día 5: El Glacier Express y Chur

Partimos desde Zermatt en el Glacier Express. El recorrido de 5:30 hrs es el segundo más famoso de Suiza con vistas increíbles. Pasamos la tarde en la ciudad de Chur. Este es el único punto del itinerario que cambiaríamos porque la Chur no tiene nada para ofrecer. Sólo la elegimos porque aquí se combinan las líneas del Glacier Express y el mítico Bernina Express. Pero pueden ver de hacer la combinación en otra ciudad o visitar otro lugar durante la tarde.

Día 6: El Bernina Express y fin en Italia

Subimos a bordo del Bernina Express. Un recorrido increíble por los Alpes. Nosotros terminamos nuestro recorrido en Tirano (Italia) porque luego continuamos hacia Milán (a unas 2 horas). Pero se pueden comprar tickets de ida y vuelta. Hay una opción en la que la vuelta es por Lugano para no tener que repetir el recorrido.

A bordo del Bernina Express. Suiza en invierno

Mapa del recorrido

 

Presupuesto. ¿Cuánto cuesta visitar Suiza en invierno?

Seguramente habrán escuchado que Suiza es un destino caro. Si es así escucharon bien. Pero entonces ¿cuánto cuesta hacer el recorrido que les contamos? Para ayudarlos en este punto les mostramos punto por punto todo lo que gastamos. Los montos que figuran son siempre para dos personas por los 6 días del itinerario anterior.

Antes queremos hacer algunas aclaraciones importantes. Lo que gastamos en comida es BAJO. La razón es que solíamos comprar sándwiches o ensaladas en supermercados y comer mientras viajábamos en tren. Sólo gastamos más cuando comimos la fondue (€51). Por otro lado, en este viaje teníamos un EURail Pass para los viajes en tren. Esto afecta dramáticamente el costo de transporte y algunas actividades. Por esta razón agregamos una columna con lo que les costaría si viajan con un EURail Pass o un Swiss Pass.

Confiamos en que esta tabla los ayude al momento de armar su viaje. Pero sobre todo para decidir si les conviene comprar alguno de los Pases que mencionamos.

Detalle Costo Regular (€) Costo con EURail o Swiss Pass (en €)
Hoteles 364
ROESLI Guest House (Lucerna) 67
ARNOLDS Bed & Breakfast (Interlaken) 150
Swiss Budget Alpenhotel (Täsch) 75
VIVA Hostel (Chur) 72
Comida 312
Trenes 478 58
Lucerna-Interlaken 29 0
Interlaken-Täsch 68 0
Täsch-Zermatt (x3) 7 (x3 = 21) 0
Glacier Express 250 40
Bernina Express 110 18
Actividades 446 352 con EURail o 138 con Swiss Pass
Subir a Pilatus 101 63
Subir Schilthorn 224 168 con EURail o 0 con Swiss Pass
Subir a Rotenboden (Zermatt) 93 (medio día) 47 (medio día) sólo con Swiss Pass
Alquiler de trineos (Zermatt) 16 16
Free Tour 12 (variable) 12 (variable)
TOTAL 1600 1086 con EURail o 872 con Swiss Pass

 

Importante: de los 4 hoteles que elegimos, los 3 primeros son muy buenos y los recomendamos con gusto. Pero el VIVA Hostel de Chur es el peor lugar en el que nos hayamos alojado en Europa. Por favor no vayan.

Mirando los Alpes desde Schilthorn

Delicias Suizas ideales para el invierno

Para un amante del queso y/o del chocolate Suiza es el paraíso. Pero además, sus platos típicos parecen estar hechos específicamente para el frío (y seguramente así sea). Uno los momentos más hermosos de nuestro viaje por Suiza en invierno fue cuando probamos la fondue de queso en Mürren. Estábamos en el medio de la montaña, en este pueblito peatonal (los autos están prohibidos) con un metro de nieve cubriendo todo. Entramos a un restaurante donde todo era de madera y crujía. Nos ubicamos al lado de una ventana que daba al valle y sentimos el calor de una estufa a leña. Tiempo más tarde llegó la olla con queso burbujeante. Nos queríamos quedar a vivir ahí.

Es verdad que después comimos sándwiches por una semana para compensar lo que nos había salido la fondue. Pero ¿quién nos quita lo bailado? No nos podíamos ir de Suiza sin probarla. Pero no es la única delicia del país de las montañas. A continuación les nombramos algunos de los platos más emblemáticos. Una advertencia: la mayoría tienen queso y muchas calorías.

  • Fondue de Queso: queso fundido en una cacerola que se mantiene caliente con un mechero. Allí se sumergen trocitos de pan y/o pickles, pero hay variaciones. Lo mejor es alejarse de los restaurantes para turistas y comer en algún pueblito (en Mürren salía mucho más barato que en Lucerna). Eso sí, es una comida pesada. Les va a costar caminar después.
  • Raclette: si están preparando Raclette se van a enterar varios metros antes. Es una variedad de queso que se prepara de una manera muy especial. Se solo ca la horma de queso entera de canto debajo de un quemador. Las llamas derriten una capa que se raspa con una espátula y se sirve. A veces simplemente sobre un pan, otras sobre papas cocidas sin pelar. No se engañen por su olor, es riquísimo.
  • Rösti: primer plato de la lista sin queso. Es una tortilla de papas que se fríe en una sartén con manteca o grasa caliente.
  • Chocolate suizo: El chocolate suizo tiene una fama mundial muy bien ganada. Es verdad que en la actualidad se consiguen chocolates riquísimos en todos lados. Pero fue en Suiza donde se originó el chocolate que conocemos hoy en día. Esto es porque Daniel Peter inventó en chocolate con leche y Rodolphe Lindt la técnica del concheado del chocolate. Gracias a esto, el chocolate llegó a ser la delicia que todos amamos.
  • Queso suizo: Suiza cuenta con unas 450 variedades de queso producido directamente de la leche de sus granjas. Por todo el país hay queserías de demostración y bodegas de queso alpino que se pueden visitar.

Si les interesa seguir leyendo sobre las especialidades de cada región les recomendamos el post sobre los platos típicos del país.

Probando una fondue de queso en Suiza en inviernoChocolates suizos

Los Mercados de Navidad, esa magia que sólo aparece en invierno

El invierno puede ser una época fría y de noches largas. Pero también es la época del año en la que aparecen los hermosos mercados navideños. Los centros de cada ciudad se llenan de luces, puestos de venta y mucho olor a canela, garrapiñada y especias. Es un momento hermoso y muy lindo de ver. Toda la gente sale a la calle y se reúne en las plazas haciéndole frente al frío.

Los mercados de navidad abren según el tiempo de Adviento. Esto suele ser unas cuatro semanas antes de navidad, aunque la fecha exacta varía según la ciudad. Y duran hasta el 24 de Diciembre. Todos se arman siempre en la plaza central de la ciudad. En Suiza, así como Austria y Alemania, estos mercados son muy populares. Prácticamente todas las ciudades tienen uno y se adornan para la ocasión.

Pueden leer más sobre los mercados de navidad en nuestro post: Los mercados de navidad en Alemania

Los valles nevados de Suiza en invierno

Suiza en Invierno: cosas a tener en cuenta

Por último queremos mencionarles algunos puntos que no están de más a la hora de armar su viaje.

  • Suiza está en el espacio Schengen, pero no en la EU. Esto significa que para ingresar por menos de 3 meses no se necesita visa (excepto algunos países como Belize, República Dominicana, Haiti y Ecuador). Como esto puede variar con el tiempo les dejamos el link a la Secretaría de Migraciones de Suiza para que puedan chequear.
  • Pero como no pertenece al mercado común europeo no tiene el Euro. Su moneda es el Franco Suizo (CHF).
  • Aunque casi todo se puede pagar con tarjeta algunos comercios no la aceptan para importes bajos (menos de 10 CHF).
  • Tampoco tiene cobertura de datos celulares como en el resto de Europa. Esto es, con un chip español se puede usar 3G en Alemania sin costos adicionales. Pero en Suiza no. En Suiza no hay cobertura para los demás chips europeos.
  • Suiza es un país caro. Reserven alojamiento con tiempo para conseguir algo a precios accesibles.
  • Suiza tiene una de las páginas de turismo oficiales más útiles que hemos visto. Si van a viajar a Suiza en invierno (o en cualquier otro momento), les recomendamos darle un vistazo.
  • Si van a viajar mucho en tren por Suiza quizá les convenga sacar la tarjeta Swiss Pass que además tiene muchos descuentos.

En trineo en Gornergrat. Suiza en invierno

¿Que te pareció el post?